Monday, January 24, 2011

El mercado de las artesanías

..."abrir nuevos mercados para los productos artesanos, acercándolos a un público que puede no ser comprador habitual de artesanía, pero que aprecia la calidad y busca la diferenciación"
Lala de Dios
Coordinadora de Proyectos para España y Europa
Fundación Española para la Innovación de la Artesanía.


Mi inquietud por la situación de la economía del arte y la artesanía, que cada vez es peor, me ha llevado a buscar información acerca de cómo se comportan los mercados artesanales en el mundo. Definitivamente la globalización y el concepto "Made in China" ha sido devastador para los productores y artesanos nativos, Puerto Rico no es la excepción.

Siempre digo que reunir a un grupo variado de artesanos en una feria no es sinónimo de éxito. Los artesanos necesitan otras vías de vender su producto y no necesariamente las ferias de artesanías están dando resultados, los tiempos cambian y los productos artesanales son tan diversos que no se pueden evaluar todos iguales. Conozco artesanos que van a tiendas de artesanías como Puerto Rico Arts and Crafts en el Viejo San Juan y han logrado satisfactoriamente vender sus piezas, sin embargo no venden una sóla pieza en una feria de artesanías. ¿Por qué? Sencillo los consumidores no necesariamente van a las ferias y si prefieren ir a negocios establecidos para comprar.

Hay que estudiar la historia y lo que hacen otros países para solucionar este problema, y sí hay soluciones, sí hay gente preocuapada por resolver y ayudar a los artesanos a buscar nuevas alternativas y que estas sean exitosas, muy bien por ellos.

Países como España y Japón ya se han dado a la tarea de señalar el problema y buscar soluciones, hay compromiso con la artesanía porque ésta genera empleos, proyecta la cultura y mueve la economia.
http://fundesarte.org/boletin/pdfs/18/innovacion_artesania_09.pdf

Me gustaría que la Compañía de Fomento Industrial y el Instituto de Cultura Puertorriqueña se preocupara de igual forma en buscar soluciones y ayudar a los artesanos con compromiso y buena fe.

Sugiero lo siguiente:
1. Para empezar la Ley Artesanal hay que revisarla y ver en que estas instituciones han incumplido, se le exige al artesanos que cumplan con la ley y yo me pregunto ¿El Gobierno de Puerto Rico está cumpliendo con los artesanos?

2. Es necesario encuestar a los artesanos y que estos se expresen, nada se puede hacer en el vacío hay que buscar información.

3. Se deben rediseñar las ferias, hacerlas orientadas al desempeño del artesano a nivel artístico, hacer premiaciones por categoría, esto ayuda a levantar su autoestima. Esto también ayuda a cambiar la imágen del "artesano que hace chucherías" a uno de respeto y admiración de parte del público consumidor y que a la misma vez se eduque en la apreciación de la artesanía.

4. Es imprescindible crear "zonas artesanales", según hay áreas industriales, las zonas artesanales son necesarias, buscar un lugar de encuentro entre artesanos y el público consumidor y esto el Gobierno lo tiene que fomentar.

5. Los centros comerciales han sido exitosos porque son precisamente centros de comercio, Plaza las Américas y otros "malls" invitan a los artesanos para ferias en los pasillos principales, pero ¿por qué no existen galerías de productos artesanales en los centros comerciales" España lo ha propuesto y hay proyectos pilotos. Presentar artesanías decorativas en un concepto de tiendas-galerías es atractivo para clientes con necesidades específicas de regalos y decoración del hogar y no necesariamente desean ir a ferias. Los conceptos de tienda-boutique existen en Puerto Rico pero lamentablemente no son con artículos hechos en Puerto Rico, todo es importado y voy más lejos, Marshalls es un éxito en ventas y toda su mercancía es "made in China", de baja calidad con proyección de artículos de lujo. Otras tiendas son Pottery Barn" y "West Elm", ellos venden artesanía de otros países inclusive de Estados Unidos, y yo me pregunto ¿Por qué no de Puerto Rico?

6. En todos los pueblos de la isla debe existir una Casa del Artesano y a la vez este llevar un registro de sus artesanos.

7. Un Mercado Artesanal en la capital abierto al público con el mismo horario de los centros comerciales, donde haya una coordinación y que todos los artesanos de la isla puedan vender y exhibir su producto. Es deber del Gobierno pues los artesanos son embajadores de la Cultura.

8. Escuelas de Arte y Artesanías a nivel de Escuela Superior donde los estudiantes que quieran decidirse por un oficio artesanal lo pueda lograr con un Diploma.

9. Una Carta de Derechos del Artesano.

10. Una oficina de ayuda al artesano que sirva de enlace para intercambio cultural y que esta produzca un periódico mensual con información y noticias del mundo artesanal.

Quizás para algunas personas mis palabras puedan molestar, pero mi intención es ayudar, no podemos dejar pasar el tiempo y permitir que las cosas empeoren, yo no puedo porque esto me afecta y soy parte del problema. Quiero señalar lo que está mal pero tambien quiero aportar soluciones.

Thursday, January 6, 2011

La Escuela Glasgow y Puerto Rico


La Escuela de Glasgow (Glasgow School) fue un círculo de influyentes artistas modernos y diseñadores que comenzaron a trabajar en Glasgow, Escocia en los años 1870, y florecieron desde los años 1890 hasta alrededor de 1910. Glasgow experimentó un boom económico a finales del siglo XIX, de lo que resultó en un estallido de significativas contribuciones al movimiento Art Nouveau, particularmente en los campos de la arquitectura, diseño de interiores, y pintura.

Entre los miembros más destacados de la Escuela de Glasgow estuvieron “Los cuatro”: el aclamado arquitecto Charles Rennie Mackintosh, la pintora y artista del vidrio Margaret MacDonald (esposa de Mackintosh), la hermana de MacDonald Frances, y Herbert MacNair. Juntos, los cuatro definieron el estilo de Glasgow (una mezcla sincrética de arte celta y japonés), que encontró el favor en el mundo del arte moderno en la Europa continental. Los cuatro, también conocidos como la Spook School, al final tuvieron un gran impacto en la definición del Art Nouveau. Wikipedia

Es necesario estudiar la historia para ubicarnos en ella y proyectarnos hacia el futuro con un propósito común.
Marilou Rivera


Desde la Escuela Glasgow hasta ahora los artesanos y artistas de muchos países han logrado aglutinar sus diseños y creaciones y lo han proyectado al mundo a través de libros, revistas y el comercio. Podemos encontrar estilos distintivos de Escandinavia, Italia, India, China, Japón, Méjico, Francia, Estados Unidos y otros países. Hoy en día son identificables en diseño el estilo escandinavo, el italiano y así por estilo. Pero fuera de Puerto Rico ¿es reconocido el estilo de diseño puertorriqueño fuera de la bandera, el coquí, los Reyes Magos y la garita del Morro?

Aquí en Puerto Rico la influencia de España y Estados Unidos por la colonización y la comercialización nos ha llevado a adoptar estilos de otros países hasta hoy. Se ha adoptado el tema de El Quijote por nuestra influencia española. El estilo puertorriqueño se ha rezagado y son los artesanos y los artistas quienes han cargado con la responsabilidad de mantener un estilo y en mi opinión muchas veces incomprendido y sin respaldo.

Es absolutamente necesario crear unidad de propósito y empezar a organizar artesanos, artistas, diseñadores, manufactureros, el gobierno, asociaciones de arquitectos, ingenieros y decoradores de interiores, comercios en fin todas la partes necesarias para fomentar una economía de mercado basada en el arte y la cultura, otros países lo han logrado satisfactoriamente con grandes beneficios económicos.

Según se ha planificado el renacimiento de Santurce con nuevos proyectos de vivienda, vida social y entretenimiento entiendo también que personas con compromiso pueden lograr grandes cosas en el campo del arte y la artesanía, es muy poco lo que se está haciendo con respecto a la economía del Arte en Puerto Rico y los puertorriqueños tenemos la culpa de esto porque no hemos sabido defenderlo.

Percibo un ambiente de ignorancia porque no se estudia intensamente en las escuelas del País además no existe un entendimiento de lo que todo esto significa, de falta de orgullo por defender un movimiento que debe trascender fronteras y me atrevo a decir de verguenza en defender nuestro derecho a promover nuestros artistas y nuestro estilo puertorriqueño. Nos quejamos mucho, echamos culpas pero no nos arremangamos la camisa para trabajar duro en lograr un mercado del arte del que nos podamos sentir orgullosos y satisfechos de haber trabajado para lograrlo. Ojalá que algún día se encienda esta chispa.